Mejorando empresas, Transformando vidas

FUNDES

Las TIC son clave para las Pymes

Inicio / / Las TIC son clave para las Pymes

Las TIC son clave para las Pymes

La diferencia que puede hacer el uso de software en una pequeña o mediana empresa (Pyme) es grande.

Así lo comprobó Fundes Bolivia en un programa de mejoramiento de la gestión estratégica y productividad de las Pymes a través de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), en el que participaron 100 compañías de Cochabamba, Santa Cruz y La Paz.

Las Pymes, que pudieron acceder a herramientas TIC para mejorar sus capacidades empresariales y la automatización de procesos críticos de negocios, lograron –de acuerdo con el informe de resultados de Fundes Bolivia— ser más productivas al reducir tiempos, pasos y actividades gracias a la tecnología.

Las compañías aprendieron a aplicar en sus procesos las metodologías informáticas Balanced Scorecard (BSC) y  Business Process Management (BPM). Debido al costo de la tecnología, el programa propuso la utilización del modelo Aplication Service Provider (ASP) que permitió compartir a las Pymes una única licencia de BPM por el pago de una cuota mensual.

De esta manera, las pequeñas y medinas empresas participantes aumentan su capacidad productiva y, por lo tanto, una mayor competitividad en el mercado.

Limitaciones

Fundes, en un diagnóstico, encontró que existe una brecha tecnológica importante en las diferentes áreas que conforman una empresa: administración, producción, comunicación e información.

En una escala de cero a tres (de tecnología tradicional a tecnología de punta), los empresarios consultados indicaron que sus herramientas tecnológicas disponibles se encontraban en entre 0,88 y 0,90, pese a requerir instrumentos más avanzados.

Fundes concluyó que los pequeños empresarios bolivianos están conscientes de los beneficios del uso de las TIC y perciben que su utilización mejoraría la productividad de sus empresas, las haría más eficientes e incrementarían sus oportunidades de prosperar y ser más rentables.

El obstáculo que queda por superar, de acuerdo con el diagnóstico, es que la adopción de las tecnologías de información y comunicación tiene un alto costo, razón principal por la cual el acceso es limitado.

Fundes añade que además del precio, los aspectos relacionados a información sobre el mercado tecnológico son razones de importancia respecto del rezago tecnológico de las Pymes bolivianas, así como la dificultad para la negociación con los proveedores de tecnología.

El programa de TIC para Pymes de Fundes fue apoyado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Valor del desarrollo tecnológico

Impacto


Mejora la educación y la productividad de la fuerza laboral actual y futura.

Servicios

Los servicios, especialmente telecomunicaciones, ganan más espacios.

ACCESO

El estudio de Fundes Bolivia “Construyendo el desarrollo a través de las Pymes indica que en Bolivia, para 2003, solamente un 25 por ciento de las Pymes reportaba adquisiciones de tecnología de producción y un 14,5 por ciento declaró haber introducido mejoras.

La mejora en los sistemas administrativos y el impacto de la adquisición de sistemas de comunicación o información son otros aspectos que influyen en la competitividad de las empresas. En el primer caso, sólo el 16 por ciento de las Pymes afirmaron que mejoraron sus sistemas administrativos.

IMPACTO

El uso de las TIC en las Pymes puede ayudar a las empresas a reducir costos y mejorar la eficiencia de las operaciones, reemplazando procesos manuales que consumen tiempo y reduciendo la necesidad de movilizarse para realizar trámites o buscar información.
La tecnología también genera ingresos adicionales utilizando la Web para vender.

Aunque el comercio electrónico se ha extendido rápidamente en los últimos años, su potencial todavía es enorme, especialmente en el ámbito empresarial, tanto en empresas nuevas como tradicionales.

Ventana

“El mercado y los consumidores en  la aldea global”

Daniel E. Guzmán S., Fundación para la Investigación e Innovación

En Latinoamérica, el tamaño de los mercados con capacidad de adquisición de productos o servicios es muy amplio y diverso. Los consumidores son exigentes y tienen sus preferencias y tendencias de compra marcadas por diversos factores.


Desde hace algunos años se maneja en las esferas productivas la idea de que estamos viviendo la era de la globalización tanto de mercados como de productos o servicios. ¿Pero qué significa realmente esto?


¿Será que los compradores son los mismos en todos los mercados, que tienen las mismas expectativas para ser satisfechas, tendrán los mismos intereses, estarán dispuestos a pagar el mismo precio, sus culturas y costumbres serán iguales?


Al momento de hablar de globalización (aldea global) no podemos generalizar y decir que se trata sólo de trabajar sin fronteras y considerar a las personas de todos los rincones del globo terráqueo como potenciales clientes.


Resulta muy difícil para las empresas, por más grandes que sean, imponer al mercado productos o servicios que ellos no perciben como necesarios y éste puede ser un problema importante de la globalización.


La capacidad instalada de nuestras industrias tienen mucho peso en este tema ya que no podemos competir con multinacionales o corporaciones, que por su tamaño y recursos están mejor equipadas.


En innumerables oportunidades el recurso humano boliviano ha demostrado ser capaz para responder a las exigentes demandas del mercado laboral.


En cuanto a la tecnología y los nuevos sistemas corporativos nuestro país ha tenido interesantes avances que la posicionan en un nivel óptimo con software de exportación y tecnologías propias usadas en la comunidad sudamericana.


Éstas y otras razones más inducen a pensar que existe la necesidad de hablar no de globalización sino de “glocalización” (mercados locales en la globalidad de los mercados). Esto significa personalizar los productos o servicios para mercados diferentes, bajo una misma línea o con un mismo fin, pero sin descuidar las particularidades de cada parte del mercado.