Creando ecosistemas para ganar competitividad

Por: Yanancy Noguera para FUNDES

A partir de la experiencia de encadenamientos productivos del País Vasco se puede apoyar el desarrollo de clústeres exitosos en Latinoamérica

ma_2.JPGCasi al mismo tiempo que Michael Porter desarrollaba el concepto de los clústeres en la década de los 90, el País Vasco apostó por este modelo que crea cadenas de valor entre empresas, instituciones y universidades para que haya más competitividad, innovación y empleo.

Esta comunidad autonóma española cuenta con 21 clústeres y preclústeres de distintos tamaños y fines. La base de su trabajo es la cooperación, la sinergia y la proximidad geográfica, en un entorno de competencia e internacionalización.

De acuerdo con José Manuel Salazar, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, promover estos esquemas no es costoso pues es algo que pueden coordinar pocas personas a partir de la vinculación de empresas e instituciones públicas.

Un clúster, según lo definió Porter en 1998, es una concentración geográfica de empresas internacionales, firmas especializadas, proveedores de servicios y empresas en industrias relacionadas y a la vez vinculadas a instituciones diversas, que si bien compiten entre sí también cooperan.

Las empresas vascas están organizadas en casi 40 asociaciones sectoriales, clústeres y preclústeres. Estos incluyen los electrodomésticos, automoción, medio ambiente, fabricantes de máquinas, telecomunicaciones, papel, aeronáutica, madera, entre otros.

La red de Observatorios Estratégicos Sectoriales es una iniciativa del Gobierno Vasco que genera un sistema de apoyo para identificar necesidades de conocimiento de las empresas. Además se facilita a estas empresas el acceso a información estratégica y se promueve la innovación en el clúster.

Enseñanzas

El clúster de madera, por ejemplo, agrupa a alrededor de 100 empresas y 5.800 trabajadores en equipamiento y diseño en el sector de la madera.  El año pasado facturó 1.180 millones de euros.ma_1.JPG

Según información de Europa Press es el único en Europa que integra toda la cadena de valor, desde los dueños de las plantaciones, hasta aserraderos, fabricantes de muebles, diseñadores, distribuidores, comercializadores, centros tecnológicos y de formación, y puntos de venta.

El clúster trabaja en cuatro áreas: internacionalización, sostenibilidad, diseño y tecnología. 

De acuerdo con un estudio reciente del investigador Jonatan Paton de la Universidad del País Vasco, los clústeres de esta región española han aumentado la competitividad de las empresas producto de una combinación entre cooperación y competencia. Además se convierten en mecanismos para canalizar distintos instrumentos de política pública.

Entre las razones que explican su éxito está una adecuada selección de los sectores y el hecho que el Gobierno da apoyo a las asociaciones de forma regular. 

En el País Vasco los sectores fueron seleccionados mediante un mecanismo participativo y se crearon las asociaciones en la medida en que estos adquirían conciencia de clúster. Actualmente el análisis principal en la mayoría de estos está en cómo lograr la especialización frente a las tendencias internacionales.