El programa ‘4e, Camino al Progreso’, es caso de estudio de la Iniciativa de RSE de Harvard Kennedy School y Business Fights Poverty

sab_1.JPG

Tomado de: SumaRSE

La iniciativa de Responsabilidad Social Empresarial de Harvard Kennedy School y Business Fights Poverty presentaron este martes el caso de estudio de ‘4e, Camino al Progreso’, programa por medio del cual SABMiller —con el apoyo de FUNDES y el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, FOMIN—, busca empoderar antes del año 2020 a más de 200.000 tenderos de los países de América Latina en los que el Grupo tiene operaciones (Colombia, Perú, Ecuador, Panamá, Honduras y El Salvador) capacitándolos en temas relacionados con su desarrollo personal, sus familias, sus negocios y sus comunidades.

A partir del análisis del primer año de la puesta en marcha de ‘4e, Camino al Progreso’ el informe establece cuatro lecciones aprendidas que han hecho posible un impacto positivo en el crecimiento de las tiendas de los 10 mil participantes graduados como tenderos líderes.

La primera lección está asociada con el empoderamiento efectivo de los tenderos, en su mayoría mujeres, a partir de la comprensión de lo que representan en su entorno, como emprendedores, jefes de hogar, punto de referencia de la comunidad y líderes del vecindario.

La segunda reflexión, destaca el desarrollo de ecosistemas de negocio para que los tenderos superen retos como la posibilidad de acceso a servicios financieros, a tecnología y a los beneficios de la formalización.

Como tercera lección, el informe destaca la manera como el  el programa utiliza la cadena de valor de la compañía para ampliar su huella social.sab_2.JPG

En cuarto lugar, se llama la atención sobre la necesidad de consolidar alianzas con otras empresas, entidades del sector solidario y agencias gubernamentales  que permitan escalar y ampliar el alcance de 4e, y en consecuencia su impacto positivo.

La principal conclusión de este estudio es que ‘4e, Camino al Progreso’ ofrece una plataforma novedosa de intervención social en la base de la pirámide que genera oportunidades para todos.

En el período de estudio, FUNDES identificó que las tiendas intervenidas con este programa crecieron el total de sus ventas en un 11%.  El 95% de los tenderos han desarrollado planes de vida y en sus comunidades se han conformado más de 900 emprendimientos sociales liderados por ellos.

 La visión de los protagonistas

 Los tenderos participantes de ‘4e, Camino al Progreso’ reconocen como las capacitaciones y las intervenciones hechas a sus tiendas generan un impacto en positivo en sus ingresos. “Durante la primera clase, aprendí técnicas para incrementar las ventas y mantener organizado el negocio. Mi tienda ahora se ve como nueva”, afirma la tendera ecuatoriana, Pilar Espin. “El programa 4e nos ayuda a ser líderes y ejemplo para nuestra comunidad”, dice Marcela Cantor, de Colombia. Otros testimonios recogidos en el informe demuestran que la vida familiar de los tenderos participantes puede mejorar al administrar mejor su tiempo y sus recursos.

“En promedio el 70% de las tiendas en la mayoría de países de la región están a cargo de mujeres. La evolución de ‘4e, Camino al Progreso’ en los ciclos venideros permitirá fortalecer la inclusión financiera y tecnológica, así como actuar en pro del empoderamiento de las mujeres de América Latina”, afirma Bernardo Guillamon, Gerente de la Oficina de Alianzas estratégicas del BID.

“El 90% de las compañías del mundo son pequeñas o medianas empresas y con ‘4e, Camino al Progreso’ vimos cómo es posible empoderarlas dentro de la cadena de valor. Esperamos que otras organizaciones puedan tomar este análisis y aplicar los aprendizajes en sus propias experiencias” indica Jane Nelson, Director de la Iniciativa de Responsabilidad Social Empresarial de Harvard Kennedy School.

El éxito de los pequeños negocios es un factor clave en la lucha para la reducción de la pobreza y la inequidad. Proveer herramientas efectivas para el empoderamiento de estos emprendedores, fundamentales en la cadena de valor de SABMiller, como líderes y agentes de cambio social es la visión que ha desarrollado la compañía alineada con sus objetivos comerciales”, indica Zahid Torres-Rahman, Fundador y Director de Business Fights Poverty.

“Las tiendas son más que pequeños negocios, son el punto de encuentro de miles de comunidades locales en América Latina; ayudan a cientos de miles de familias a sobrevivir y, con el tiempo, a salir de la pobreza. Las tiendas son además un aliado y socio natural de la industria de consumo masivo en nuestros países  y ocupan un lugar estratégico para el desarrollo de la gente en la base de la pirámide”, indicó Andrés Peñate, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de SABMiller Latinoamérica.