En el 2016 las condiciones económicas de la región no mejorarán

Por: Yanancy Noguera para FUNDES

1.JPGAmérica Latina está sujeta a condiciones de grandes mercados, como China y Estados Unidos, y a bajos niveles de confianza de empresarios y consumidores 

En momentos en que las empresas trabajan en sus proyecciones de ingresos y gastos para el 2016 es importante comprender las perspectivas macroeconómicas de la región para el próximo año. 

Todo parece indicar que la situación actual no mejorará y que en algunos países podría haber un deterioro adicional, incluso en los países del norte de la región que tienen un mejor desempeño actualmente. Así lo vislumbran el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Dos grandes factores explican las previsiones de los organismos. Por una parte, a nivel interno, la confianza de los empresarios y los consumidores viene decayendo y la tendencia en declive que comenzó en junio de 2015 se mantiene. Así se evidencia aquí. Esta medición del FMI se aplica para Brasil, Chile, Colombia y México.

Vinculado a esto, el consumo privado en estos países y en Perú tampoco mejora y la inversión pública, que sería una alternativa para compensar la actividad privada, también mantiene una tendencia decreciente.

En el caso de los países del cono sur la situación es más compleja que la de las naciones centroamericanas, del Caribe y México. 

Los países sudamericanos se ven afectados, y así será a futuro, por el segundo gran factor que señalan el FMI y el Banco Mundial: los bajos precios de las materias primas y productos básicos. China es el gran comprador de este tipo de bienes y su situación actual es compleja pues no solo su potencial exportador está disminuido sino que además el consumo interno está en niveles muy bajos. Nada parece indicar que estos factores cambiarán para mejorar en el mediano plazo.

La proyección para Argentina es de cero crecimiento este año y el próximo; Venezuela seguirá en recesión; Brasil cerrará en recesión este año y tendrá cero crecimiento en 2016, impactado aún por el escándalo de corrupción de Petrobras. Colombia y Chile se mantendrán en niveles de crecimiento del 3% y Perú pasará de 3,2% estimado para este año a 4,6% en 2016. 2.JPG

El Banco Mundial proyecta de forma global para el cono sur una recuperación moderada para el periodo 2016-2017.

El impacto de Estados Unidos

En Centroamérica, Caribe y México el panorama sigue siendo distinto y más optimista que en el sur, pero hay mayor mesura para el 2016.

La recuperación en Estados Unidos sigue siendo el factor de mayor impulso de las economías. Sin embargo, las proyecciones para el cierre de 2015 y el 2016 son más moderadas debido a que el desempeño de Estados Unidos no ha sido el esperado, aunado a la baja en los precios internacionales del petróleo y al aumento anunciado de las tasas de interés.

México crecería este año 2,4% y 3% en 2016. Centroamérica se mantendrá en niveles del 4% y el Caribe tendría una leve mejoría, para 2,4% el próximo año, producto de una mayor llegada de turistas.

Las proyecciones, por países y regiones, del FMI se pueden observar aquí.

Para este organización multilateral es importante que América Latina profundice sus relaciones comerciales y que el gasto público se transforme en inversión en infraestructura que a su vez mejore la productividad. La disciplina fiscal y la flexibilidad cambiaria son factores muy relevantes para evitar mayores deterioros y aumentar la confianza.

En esa línea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) plantea que las reformas estructurales que debe realizar América Latina deben favorecer el crecimiento económico y la igualdad, esta última impulsada por la educación, la productividad y la innovación. El informe de proyecciones de la OCDE para 2016 para siete países de la región está disponible aquí.