Tiendas de barrio: una propuesta estratégica en el sector comercio

Por: Mauricio Estivariz- Gerente de Proyectos FUNDES en Bolivia

MC_2.JPGHacer de micronegocios tradicionales, unidades de negocio rentables, ha sido un reto viable y estratégico en Bolivia en el sector de comercio minorista de ese país. Con el apoyo del programa Mi Caserita, 840 tiendas de barrio han logrado impactos positivos que se traducen en cerca de 29% de incremento promedio en ventas, más del 33%  de incremento en ingresos promedio de las tiendas, en la preservación de más de 1.200 empleos, en la consolidación de negocios rentables y  en el manejo de micronegocios con visión empresarial;  pero sobre todo en el empoderamiento de las tenderas de barrio como empresarias y en el reconocimiento al valor de su trabajo.

Los datos forman parte de un reciente estudio realizado por FUNDES Bolivia y el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID)  que es el proveedor más grande de asistencia técnica para desarrollo del sector privado de América Latina y el Caribe (ver informe).

Las tiendas de barrio son una importante fuente de empleo en Bolivia y en muchos países de la región.  Esa fue la razón por la que en el año 2010 el FOMIN , junto a la Fundación Elea y con el apoyo de FUNDES, impulsó un ambicioso proyecto que pretendía apoyar a detallistas tradicionales que estaban amenazados por nuevas tendencias en el consumo y la expansión de grandes cadenas de supermercados.

Cuatro años después, una evaluación del proyecto hace un análisis de distintas variables relacionadas con la operación de las tiendas de barrio que participaron en los siete ciclos del Proyecto “Mi Caserita” en las ciudad de La Paz y  Santa Cruz.  La conclusión más importante:  las tiendas de barrio continúan operando en las ciudades de La Paz y Santa Cruz pese a la expansión de cadenas de supermercado y micromercados. Las tiendas de barrio son un competidor importante y sobretodo el principal canal de distribución de productos de consumo masivo.

La importancia de las tiendas de barrio, radica en la “doble cercanía” que este tipo de negocio ofrece a su clientela, una cercanía “física” al encontrase la tienda muy cerca del domicilio de sus clientes, así como una cercanía “emocional” al existir una relación de confianza entre el dueño de la tienda y sus clientes, misma que da lugar a entablar una conversación, solicitar fiado y pedir una rebaja.

El aporte de las tiendas de barrio al sector de comercio al detalle, es significativamente importante para la diversidad de empresas proveedoras tanto locales como importadoras, debido a que les permite comercializar volúmenes mayores que los que mueve una cadena de supermercados, y con la ventaja de recibir pagos al contado, mejorando la liquidez.

Como se pudo apreciar a lo largo de todo el estudio el sector de comercio al detalle de tiendas de barrio es sumamente importante para las economías locales, no sólo como generador de empleo e ingresos para las familias sino que debido al alto porcentaje de mujeres que involucra este sector, se convierte en un medio para transmitir experiencia y nuevos conocimientos a las futuras generaciones y también para generar un efecto demostrativo de que la organización y el trabajo conjunto produce mejores resultados, y porque no, incidir en políticas para mejorar el encadenamiento económico y productivo del sector.

Radiografía de las tiendas de barrio

- Participación de las mujeres

Entre los aspectos más sobresalientes se pudo constatar que en ambas ciudades las tiendas de barrio están atendidas por mujeres, tal como lo muestra el gráfico siguiente:

 

1.JPG

- Educación 

También se pudo identificar que el nivel de educación de propietarias y propietarios de tiendas de barrio es de nivel secundario, es decir que acabaron la enseñanza escolar hasta sus 18 años de edad.

1.JPG

En este gráfico se puede apreciar que existe una similitud en los porcentajes de nivel de educación de dueñas y dueños de tiendas de barrio ambas ciudades con la particularidad que en La Paz existen menos personas que tienen sólo educación primaria y que son más las que tienen un nivel de formación técnica.

- Tendencia de compra


2.JPG3.JPG

 Como se puede apreciar en los gráficos la tendencia de compra en tiendas de barrio de la ciudad de La Paz se concentra en más del 50% en 3 categorías de producto, mientras que en la ciudad de Santa Cruz esta se concentra en al menos 6 categorías; aspecto que permite conocer que en las tiendas de esta ciudad se compran productos de diversas categorías; mientras que en la ciudad de La Paz, existe una clara tendencia por la compra de refrescos pan y leche.

- Clientes

Se realizó también un análisis para identificar los clientes más frecuentes de las tiendas de barrio en ambas ciudades, en el gráfico siguiente se pueden apreciar los resultados:

4.JPG

El mayor porcentaje de clientes de tiendas de barrio está conformado por las amas de casa y los vecinos.

Otro aspecto relevante del estudio fue el análisis de la frecuencia de compra de los clientes en las tiendas de barrio, el cual se muestra a continuación:

 5.JPG

En lo referente a la frecuencia de compra en tiendas de barrio en la ciudad de La Paz existe una tendencia mayoritaria de 43% de compra de 1 a 2 veces al día. El 28% de los compradores visita su tienda de barrio más de 2 veces al día, el 21% va a la tienda día por medio y solamente el 8% realiza sus compras en tiendas de barrio una vez por semana.

En la ciudad de Santa Cruz existe una frecuencia de visita a tiendas de barrio de 1 a 2 veces por día del 47% seguida de más de 2 veces al día con un 25%, mientras que una vez por semana el 8% y día por medio el 20%.

6.JPGVer estudio completo


Tipo Tamaño Nombre  
2.94 MB Estudio_del_Sector_Mi_Caserita_(2).pdf