Armando Hernández es dueño de una panadería y tienda de barrio ubicada en Heredia, Costa Rica. De pocas palabras, serio y enfocado en su negocio, Armando es el típico beneficiario de proyectos de FUNDES, que aunque se unió a nuestra red de empresarios, existe la posibilidad de que no tenga una participación activa. Sin embargo, ha pasado casi un año desde que conectamos por primera vez con Armando y actualmente no sólo participa en las redes de discusión, sino que se ha incorporado a varios de nuestros proyectos, cursa módulos de aprendizaje y webinars, participa en nuestras producciones audiovisuales y, finalmente, se ha convertido en un empresario que tanto en la teoría como en la práctica cuenta con las herramientas para competir en los mercados actuales.

¿El secreto? Lo respondo parafraseando a Armando: “Siento que no estoy solo, me he dado cuenta de que formo parte de una comunidad donde todos los involucrados estamos aprendiendo y creciendo juntos”. Esto es lo que producen nuestras Redes de Mipymes.

 

El impacto de las Redes de Mipymes

 

Actualmente, las Redes de Mipymes que gestionamos buscan generar valor respondiendo a las necesidades de tres actores relevantes: las tiendas de barrio, con su potencial dentro de la cadena de valor para mejorar la competitividad del Canal Tradicional, y en paralelo, impactar en la calidad de vida del tendero, la de sus colaboradores y su familia. Los consumidores que buscan satisfacer sus necesidades de compra de productos de consumo masivo de forma segura y en un punto de venta más cercano; y las grandes empresas, donde el enfoque es mejorar su participación de mercado, niveles de venta y la relación con sus socios comerciales Mipyme de la última milla.

A partir de la teoría que envuelve a este modelo en particular, articulamos las Redes de Mipymes, que sirven como un punto de enlace y acompañamiento cercano con las pequeñas empresas. Su función es brindar recomendaciones accionables y datos de valor, así como atender a las inquietudes y desafíos que surgen en el día a día de los empresarios, quienes con su participación e interacción proactiva, gestan, mantienen y prosperan la red.

Al manejar redes en varios países y sectores de Latinoamérica, es importante destacar que cada red tiene características, dinámicas y comportamientos únicos. Algunos ejemplos en Costa Rica son:

Entre Pulperos Costa Rica: Con más de 17 mil seguidores donde se demuestra que aproximadamente el 50% corresponden a beneficiarios del Canal Tradicional a partir de la generación de encuestas que responden proactivamente. En esta red social se brinda información de valor como noticias, tips y buenas prácticas para que implementen en los negocios.

Grupo de WhatsApp de Entre Pulperos Costa Rica: Con aproximadamente 55 pulperos, se generan foros semanales y dinámicas donde constantemente comparten fotografías, realizan preguntas que responden entre ellos mismos, se comparten contactos de proveedores entre otras iniciativas.

Grupos de Whatsapp de Mi Tienda Segura: Con aproximadamente 70 beneficiarios del programa Mi Tienda Segura en Costa Rica, se crearon estos grupos donde constantemente se difunden buenas prácticas para disminuir el impacto de la crisis del COVID-19 en los negocios. Esto, a raíz de los datos concluidos por estudios de FUNDES donde se arrojó que en el corto plazo un 30% de estas tiendas puede llegar a cerrar debido a la crisis.

Como resultado, Armando no sólo aprende a través de canales digitales, sino que además tiene “compañeros de clase” en diferentes zonas de Costa Rica. De esta forma, cuando tiene dudas o consultas, recibirá apoyo tanto de consultores especializados, como de otros colegas que junto a él están aprendiendo e implementando nuevas estrategias para mejorar la competitividad de su negocio.

En resumen, esta es la esencia y propósito de las Redes de Mipymes, en las que a partir de dotar de insumos de valor a los empresarios, y con un proceso simultáneo de abordaje a consumidores y grandes empresas, se articulan conexiones entre actores que normalmente trabajaban de manera aislada, y ultimadamente, se detona el crecimiento conjunto del ecosistema de valor.

Autor: Jorge Leitón, Coordinador de Redes Mipymes