Durante los últimos 35 años FUNDES ha impactado a más de 500,000 Mipymes en Latinoamérica, promoviendo su desarrollo competitivo e incorporación en las cadenas de valor de las grandes empresas. Esta misión nunca había cobrado tanta relevancia como en la crisis actual, ya que los ecosistemas empresariales están sufriendo de manera transversal y la continuidad de las Mipymes es esencial para la recuperación económica en toda la región.

Nuestro trabajo está fundamentado en décadas de transferencia de conocimiento y herramientas, combinando capacitaciones grupales con asesorías individuales, que brindamos de manera presencial a través de nuestro equipo de consultores especializados. Construyendo sobre esta experiencia, desde el 2017 FUNDES ha desarrollado distintas soluciones digitales que permiten un escalamiento costo eficiente de nuestros programas. Estas soluciones incluyen: 1) Webinars y contenido en redes sociales, 2) Plataformas de e-learning y 3) Una aplicación móvil llamada EntreRedes, la cual contiene micro-cápsulas de aprendizaje y herramientas complementarias para la gestión de las Mipymes.

 

MODELOS DE INTERVENCIÓN: PRESENCIAL VS DIGITAL

Antes de la crisis actual, nuestro portafolio de proyectos tenía una combinación de proyectos completamente presenciales, modelos híbridos (trabajo presencial en combinación con algún componente digital) y en una menor medida proyectos totalmente digitales. Sin embargo, la coyuntura actual nos ha obligado a acelerar la digitalización de muchos proyectos.

Por ejemplo, el programa de educación, empleabilidad y emprendimiento “Mujeres con Propósito”, patrocinado por PepsiCo, que a su tercer año de implementación nos ha permitido certificar a más de 5,000 mujeres en 8 países de la región. Dada la contingencia ha migrado a un modelo 100% virtual, sustituyendo los talleres presenciales por webinars, con la expectativa de certificar a más de 1,500 mujeres durante el 2020 bajo este modelo.

En otros proyectos estamos utilizando microcápsulas de aprendizaje que se envían por canales de comunicación digital, tales como WhatsApp. Esto ha sido especialmente útil durante los períodos de cuarentena para segmentos de microempresas con menos acceso a internet y tecnología. Por ejemplo, nos han funcionado muy bien con un grupo de 100 pescadores en Costa Rica, por lo que estamos en proceso de implementarlas con 200 talleristas automotrices en Guatemala y con alrededor de 500 recicladores en Colombia.

De parte de nuestros clientes, en algunos casos ha surgido una preocupación natural sobre la efectividad de los modelos virtuales, planteando de manera frecuente dos preguntas importantes: ¿Los beneficiarios están dispuestos a atender una llamada telefónica de 30 minutos? ¿Una Mipyme cuenta con los recursos tecnológicos para conectarse a un webinar o para ingresar a una plataforma de e-learning?

La respuesta a estas preguntas no es absoluta y estamos muy conscientes de las brechas tecnológicas que siguen existiendo en América Latina. No obstante, en la mayoría de los casos hemos encontrado que podemos responder de manera positiva a estas interrogantes.

Es cierto que cuando nuestros consultores visitan una tienda de barrio levantan un diagnóstico muy robusto, pues además de entrevistar al tendero, tienen la posibilidad de observar la ubicación de productos, el tráfico de clientes, etc. Sin embargo, ya hemos diagnosticado de manera consistente a Mipymes de diversos países y sectores a través de llamadas telefónicas, identificando brechas para construir un plan de acción coherente. Siguiendo el ejemplo de la tienda de barrio, luego de la entrevista telefónica el tendero nos envía fotografías que sirven de apoyo en el análisis de temas estratégicos como su presentación de productos.

También es verdad que cuando impartimos capacitaciones presenciales los participantes tienen una experiencia muy enriquecedora por el nivel de interacción entre pares y con nuestros consultores. No obstante, hemos tenido resultados muy positivos interactuando con miles de usuarios activos en nuestras plataformas de e-learning y también impartiendo decenas de talleres virtuales en toda la región (con niveles de asistencia que son incluso mejores que en las capacitaciones presenciales).

 

OPORTUNIDAD PARA TRANSFORMAR A LAS MIPYMES

Desde antes del COVID-19, todos los mercados daban señales claras de que el futuro de las Mipymes debía ser digital. No importa de qué país ni de qué giro económico sea, la adopción de tecnología siempre traerá beneficios para las empresas.

Conocemos muy bien los retos que enfrentan las pequeñas empresas ante la adopción tecnológica y sabemos también que es difícil replicar las conexiones humanas que se logran presencialmente. Sin embargo, hemos comprobado que el trabajo virtual y telefónico no solo es posible, sino que puede ser igual de efectivo para transformar e impactar a los negocios, a los empresarios y finalmente, a todos los que dependen de ellos. Este último punto es especialmente relevante ya que la crisis ha generado un mayor sentido de urgencia en los propietarios de las Mipymes para mejorar su gestión evitando un punto de quiebre. Por ende, actualmente existen posibilidades inmensas para implementar proyectos con modelos de intervención híbridos o 100% digitales para que las Mipymes de América Latina salgan fortalecidas de esta crisis.

Autor: David Alejandro Henríquez – Director de Operaciones FUNDES LATAM